jueves, 17 de mayo de 2018

Levantarse temprano, esa es la cuestión.

"Todas las mañanas entra por mi ventana el señor sol, doy gracias a Dios por otro día más..."

Esta entrada, unida al hecho de que hoy tuve que levantarme a las frescas cinco de la mañana, me ha hecho recapacitar y llegar a la conclusión de que levantarse temprano no solo es desagradable, sino completamente idiota. Y si, ahora comprendo que todos estos años los he pasado en un mundo de comodidad.

Los efectos de madrugar pueden ser muchos, pero todos ellos malos que modifican la personalidad. Te levantas temprano a huevo, para pararte frente al espejo a bostezar y arreglarte el greñero y dar la impresión de estar recién lavado (porque te bañaste en la noche para "dormir más"). Intento generalmente patético y totalmente en vano. No desayunas porque sigues con el estómago revuelto de lo temprano que es y sientes que si lo haces te va a dar cáncer en el intestino. Pasas la mañana sintiéndote infeliz, dizque trabajando y quitándote las lagañas. Solo piensas en la hora que de acabe ese infierno para salir corriendo a casa y volverte a meter a  la cama. La gente que se levanta temprano a fuerzas, es gente descontenta.

Y los que madrugan por gusto son los peores! Esta clase de gente cree que tienen la ayuda y bendición Dios nomás por el puro gusto que le da verlos levantarse temprano. Aconsejan esta "practica saludable" a todo el que se encuentran, en realidad no tienen otro tema de conversación, y se siente superiores por hacerlo. Y ahí van, dizque haciendo ejercicio o paseando al perro (el pobre todo desmañanado).

Esta clase de gente quieren hacernos funcionar a una hora donde nada bueno puede esperarse.

domingo, 13 de mayo de 2018

Adicta a dar consejos que ni yo misma aplico.

Cosas por las que preocuparse:
Por el valor, por la higiene, por la eficiencia, preocúpate por...

Cosas por las que NO preocuparse:
Por la opinión de los demás, por el pasado, porque alguien sea mejor que tu, por el fracaso (a menos que sea culpa mía), por las decepciones, por los placeres, por las satisfacciones.

Cosas en que pensar:
¿A que aspiro realmente? ¿De verdad entiendo bien a las personas y soy capaz de llevarme bien con ellas? ¿Estoy tratando de hacer de mi alguien útil?

lunes, 9 de abril de 2018

¿Y si nos callamos un rato?

"SHUT UP AND DANCE WITH ME!"

En un avión repleto de señoras, rumbo a un evento señorial me di cuenta que me sentía mas anciana que todas ellas y en general, creo que ya llevo un rato en la tercera edad y es que... ¡cuanto ruido auditivo y visual! tanto que empiezo a valorar el silencio. Lo empiezo a buscar, lo aprecio, a veces (muchas) me dan ganas de solicitarlo y lo extraño a mares cuando se va.
Mi tolerancia se ha vuelto mas sensible ¿pero no es verdad que el mundo se ha vuelto mas ruidoso? opiniones aquí y allá, quejas, exceso de gente que ladra, gente odiosa escupiendo su odio a diestra y siniestra (como si nos importara). Escándalo. Ruido. Ruido. Ruido.
A falta de silencio, por lo menos tenemos la opción de llenarnos los oídos y los ojos con música y buena lectura o escribiendo y viene a neutralizar, casi por completo, la platica de estas dos señora de enseguida muy despechadas.
¿Y si solo rompemos el silencio cuando de verdad valga la pena? porque como había visto alguna vez "antes de hablar asegúrate que tus palabras sean mejor que el silencio".

PD. Que todos los dioses y nuestro señor y salvador Josh Homme bendigan los audífonos.

sábado, 17 de febrero de 2018

Convaleciente y con las piernas de piedra

"Don't laugh at me, don't look away..."

Supongo que sospecha que después de tanto tiempo enferma, no se va a recuperar. Antes preguntaba que si las medicinas le iban ayudar a sentirse mejor y de verdad que no le mentía cuando le decía que si, mantenía la esperanza en que poco a poco volvería a ser la de antes y ella tenía fe en ello, así que con gusto se tomaba todo el cóctel de cápsulas, jarabes, pastillas, etc. Incluso, se mantenía al tanto de los horarios.
Pero ya ha pasado un tiempo y ya ni existe su andar lento, sus piernas no le responden y el dolor no desaparece, ya no tiene caso recordar el horario para tomar las medicinas porque ya no están funcionando. Luego, interesados en su salud intentan darle pastillas que sólo se dedica a escupir y comida que niega una y otra vez, no queda otra opción que ponerle un suero intravenoso que con su poca fuerza no puede arrancar.
Imagino, que se ha dado por vencida, que siente muy cerca o, más bien, que está en sus días finales.
Mamá dice que llora todo el tiempo y que por las noches no duerme, que no come y que no les habla. Nadie la entiende.
Quizá, es el estar tan consciente de que lo inevitable está pasando, pensando si no habrá alguna medicina que me haga dormir mientras convaleciente estoy...

miércoles, 24 de enero de 2018

Oda a Saltillo

"y así se vive México en la piel, como un buen sarape de Saltillo..."

Personalmente, si me gusta Saltillo, la ciudad es vieja y hay antiguos edificios muy bonitos, prueba de ello esta el Instituto tecnológico de Saltillo (o hogwarts región 4) y hay mucha historia por ser una de las ciudades más antiguas del norte, es la verdadera Sultana.
De las ciudades que últimamente tengo que visitar (a huevo) por mi trabajo, Saltillo es de las que más me gusta (incluso, comparada con Querétaro), hay bastante vegetación, el clima esta cool, no hay un tráfico de la verga (si, lo digo por ti, Monterrey) y es como si anduviera por una muy larga Simón Bolívar (que es mi calle favorita en chihuas). Además fue donde por primera vez se unieron dos personas del mismo sexo ante la ley, en toda latinoamerica! (tomen eso! Mojigatos defeños y jaliscienses!)
Lo único que le agregaría sería que al menudo le pusieran granitos de maíz pq esta bien pinche con la pura pancita.
No he turisteado lo suficiente pero lo poco que he visto me ha gustado y el museo del desierto... Es de mis favoritos!
Siempre es un gusto venir por estas tierras aun que me esté congelando por estos 4° C en todo el día (necesito un sarape) y su menudo con pura pancita este AS QUE RO SO!
Larga vida a Saltillo!

sábado, 13 de enero de 2018

Uno ya no puede ser tan nostálgico, o si?

"La felicidad a veces no me deja superarme"

Uno ya no puede ser tan nostálgico ¿para que perder el tiempo?. La vida es ahora trabajo, deberes, responsabilidades, gastos. Se acabaron las siestas, las horas de conversación, las horas de lectura, etc. Hoy debemos ser proactivos. No divagar en sueños ni cursilerías. Más austero, más sufrido. Ser buena persona pero sin pasarse de ingenuo. ¡Fuera de mi esta debilidad que es la melancolía o cualquier fantasía que no me llevará a ninguna parte! Nada de desear días nublados y de descanso. Presente, presente, presente, y planificar los próximos días como buen profesionista, de esos que causan un considerable impacto, vivir al pie de la agenda con intensidad y eficacia. En la vida no se aceptan debilidades. Que si, hay cosas muy bonitas y divertidas, pero nada se saca de ellas. Hoy, se valora la eficiencia y el movimiento constante. ¿Será que necesito una vida sin nubes para ser una persona seria? Si es que quiero prosperar en algo o... Sigo igual y vuelvo a la nostalgia? Por que a fin de cuentas voy sintiendo que esto de ser proactivo y propositivo no se esta dando muy bien. Luego te das cuenta que el tiempo pasa y no podemos conformarnos con agendas y formalidades. A cada cual lo suyo!

domingo, 10 de septiembre de 2017

Navidad arruinada en 3, 2, 1...

Será que jamás creí en Santa Claus porque sieeeempre descubría donde escondían los regalos mis padres, pero bueeeno así estuvo la situación.

Jugábamos ese juego de adivina el personaje, mientras los adultos (lo más adultos) cantaban sus rolas de julión, dentro del grupo de juego estaba mi pequeño sobrinito de 8 años y después de adivinar al tigre Toño, Pepa pig, el principito, etc... Llegó el turno de Rocío, de poner un personaje y se le ocurrió la "brillante" idea de poner Santa Claus, y el sobrino enseguida, y la primera pregunta que se le ocurre a quien tenía el personaje fue - ¿soy real? - y sin filtros y sin pensar que mi sobrino tiene 8 años le digo que No! (obvio no! Quien cree en esa patraña) el niño obvio con toda la inocencia me grita - siiii! Santa Claus si existe!! - y yo hasta ese momento todavía pensé "niño pendejo ya dijiste el personaje" luego todo mundo se río y ps ya caí en cuenta de que por poco arruino su niñez... Pq así es esto, voy arruinando infancias desde 1984.
Presiento que esta historia se recordará en navidad y perdurará hasta que el niño crezca y le pueda decir que tan ignorante era, aún creía en el gordo de los regalos.

Seguidores