lunes, 17 de octubre de 2016

Trip lagunero 2016

Ayer, camino a casa, luego de pasar por Camargo, el Señor Ricardo Arjona nos acompañó… ¡por favor, mejor matéenme!!!! Aun se escucha en mi cabeza “la de lentes esta pasada de moda…” Pero tenía que aguantarme, venía con el jefe de jefes y no podía exigirle que me pusiera La Carencia de Panteón Rococó.
Durante el camino escuchando la “trova” el jefe hace una reflexión y me dice ¿no crees que al Arjona le gustan todas? Ya se metió con la nerd, con la señora de las cuatro décadas, la de la vida alegre…  solté la carcajada y el chascarrillo hizo que el momento incomodo de música horrible desapareciera (aunque la música no).
Un día antes me preparaba para mi viaje a las polvientas y malolientes tierras de Torreón, cuna de la lessshe Lala, la cerveza Corona, los chicos de barrio y los santos, la gran comarca lagunera.
Siempre sé que voy llegando a torreón cuando hay una gran capa de polvo cubriendo a lo lejos la ciudad, entonces indico a mi jefe (el más inmediato) estamos cerca… al entrar se pueden observar puentes, puentes caídos, puentes en construcción, las acotaciones inexistentes en las calles y la gente suicida cruzando la avenida más transitada de la zona, los árboles y los cerros son algo desconocido en el área y eso fue todo lo que vi en camino al hotel (lo más bonito de torreón hasta el momento) cansada y aburrida me dormí.
Al día siguiente visitamos al primer cliente donde había un ingeniero mariquita quejándose del olor a refrigerante y haciendo el estúpido comentario de “¿Qué sentiría usted si estuviera 24 horas trabajando con estos aromas?”, en algún lado de mi imaginación quedo la escena donde después de verme con desprecio por mi producto maloliente le dije “¿24 horas? ¡No mameee! ¡Eso es explotación! Y señor, si no le gusta el trabajo rudo, ensuciarse y oler un poco de refrigerante se hubiera hecho licenciado para que trabajara todos los días en una oficina, ¡maldito esclavista! ¡por favor! Si Torreón huele peor”, pero es el cliente y hay que hacerle una sonrisa nomas, tratarlo como una víctima y luego le prometes que harás todo lo que este en tus manos para que la próxima vez llegue a su casa oliendo a fresca mañana en el bosque tropical ¡MA-RI-CA!
El siguiente cliente fue muy amable y mucho más poderoso, la planta nomas tenía 5 ò 6 naves, su propia planta generadora de energía y lo más importante TOTALMENTE MEXICANA, mi lado lesbiano salió de pronto con una muchacha chaparrita de aspecto rudo, pero muuuy bonita, ojos verdes, cabello corto y unos labios muy besables… cof cof… durante 6 horas que estuvimos en la planta pasamos del calor intenso en el área de fundición a frio tipo Antártida en la sala de juntas así que para cuando salí los mocos que creí que se había quitado me atacaban de nuevo.
Terminamos el día laboral en un restaurante de cortes donde le gerente, que es un barril sin fondo, pidió 3 guacamoles, queso fundido con chorizo, queso fundido con champiñones… para cuando llego la comida ya tenía cero hambre y el señor todavía fue a servirse de la barra de ensaladas, se comió su platillo y  le robo tacos a uno de los compañeros, cabe mencionar que se tomó como tres cervezas y dos tequilas… luego empezaron a insistirme que bebiera tequila y yo como buena compañera laboral que soy tuve que aceptar, aunque el tequila sea del diablo.
Ya de noche partimos de nuevo a nuestra tierra que es noble, valiente y leal y aun que Arjona fue parte del viaje, conocí un poco más Mr Don Jefe y me motivo en algunas cosas y sirvió para relajarme un poco después de mi desesperación por seguir en un trabajo que ya es aburrido, mínimo tendré paciencia hasta encontrar uno nuevo… aunque ¿habrá jefes tan geniales como él?

Seguidores