miércoles, 3 de febrero de 2016

No era más que un vago

De él casi ya no recuerdo nada, fue hace tanto tiempo que lo conocí… 
Llego en algún momento de mi vida adolescente cuando todo lo más importante eran las modas, la popularidad, los romances instantáneos, la música de época y el sexo era algo realmente interesante pero aun inalcanzable, éramos un grupo de unos 10 jóvenes... o más bien niños, teníamos entre 13 y 16 años y llego él, llego sorprendiendo a todos con sus 19 años de experiencia, con su ropa super cool, su piercing en la ceja y su música tan diferente a la que acostumbrábamos a escuchar. 
Pero no era más que un vago, apenas había terminado la secundaria y había recientemente dejado la preparatoria, tenía trabajos, pero solo eran temporales porque la mayor parte del tiempo prefería solo ponerse sus patines (más bien nunca se los quitaba) e irse hasta su casa (la cual estaba súper lejos) con sus audífonos puestos y su diskman, prefería la vida fácil y sin preocupaciones. Obviamente para mí todo aquello era de lo más genial. 
Para mí no era más que alguien inalcanzable, sin embargo, no sé cómo, pero se volvió en mi mejor amigo, se volvió tan cercano a mí y yo aprendí tanto de él ¿Qué puedes aprender de un vago? Bueno puedes aprender que no puedes ser un vago toda la vida porque te quedas estancado… sin embargo mi aprendizaje con él fue meramente musical. Gracias a él mis gustos dieron un giro y hoy puedo decir que son mucho mejores. Pase de ser la típica adolescente fan de los Backstreets Boys, Hanson… a escuchar por primera vez 311, RATM, Save Ferris, y si, por primera vez a los ¡Doors!.
No recuerdo mucho de él y no sé qué estará haciendo porque de repente la vida cambio y él se fue o yo me fui, pero cuando escucho de nuevo todos esos géneros que hoy conozco gracias a él, aparece de pronto su recuerdo, no puedo estar más agradecida con alguien de poner en mi vida esta obsesión por la música, por hacerme ser un poquito como él, por adentrarme a este maravilloso mundo musical, porque como dijo Nietzsche “Sin música la vida sería un error”
El vago aquel me ha dejado incondicional e irrevocablemente enamorada de la música, de su música, de esa que siempre escuchaba en ese viejo diskman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores